Salte la navegación

Existen distintos tipos de harinas para incorpor a la alimentación diaria y variar un poco el consumo de harina de trigo blanca. Intenten que sean integrales y orgánicas: cebada, centeno, quinua, chía, sésamo, algarroba, maíz y arroz son algunas opciones.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: