Salte la navegación

Cuando pele tomates, no tire la piel: puede usarla para decorar platos. ¿Cómo? Muy sencillo: seque con un lienzo limpio el interior de la cáscara y fríala en aceite a temperatura baja hasta que quede crujiente. Retire y deje secar sobre papel absorbente.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: